Nedko Solakov. Paisajes románticos con elementos ausentes